Dando en línea

“Recuerda esto: El que siembra escasamente, también segará escasamente, y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno debe dar lo que haya decidido en su corazón para dar, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría. Y poderoso es Dios para bendecir abundantemente, de manera que en todas las cosas en todo momento, que tiene todo lo que necesita, abundéis para toda buena obra.” 2 Corintios 9:6-8